Nuestra Filosofía

BIODINAMIA

La agricultura biodinámica tiene un enfoque holístico y asegura prácticas de cultivo auto-sustentables, con el objetivo de conformar una individualidad agrícola que fortalezca las aptitudes del productor y sus relaciones con su entorno natural y social. Vinos honestos, naturales, auténticos y sin manipulaciones.

Descargar Calendario 2023

Es una forma de agricultura regenerativa que entiende a cada finca como un organismo vivo, que se auto sustenta, donde a través de prácticas orgánicas se devuelve la vitalidad al suelo y se mejora el bienestar de las plantas, animales y humanos que la habitan, teniendo como resultado producto de calidad único.

La Biodinámica es una de las agriculturas
ecológicas más antiguas que existen.

Origen: la biodinámica es una de las agriculturas ecológicas más antiguas que existen Este movimiento tuvo sus inicios durante una serie de conferencias realizadas por el filósofo de origen austríaco y padre de la biodinámica, Rudolf Steiner, en la década de 1920, a las cuales se sumaron decenas de agricultores europeos preocupados por la pérdida de calidad y degradación de los alimentos cultivados y en la reproducción de los animales. Los agricultores biodinámicos devuelven más a la tierra de lo que le quitan cuando cultivan y crian animales.

Cosecha de flor de Diente de León para Preparado 506

Compost biodinámico

Lombriz Californiana proveniente de nuestro suelo

VINOS BIODINÁMICOS

Los vinos biodinámicos son el resultado de ese proceso que contempla el medio ambiente, la salud del consumidor y la producción de vinos de terroir más honestos y auténticos, evitando la manipulación del mosto.

  • No usamos herbicidas, pesticidas ni fertilizantes químicos.

  • Utilizamos nuestros propios preparados biodinámicos, hechos en base a abono vacuno, arena y plantas medicinales que cultivamos en la finca.

  • No cultivamos ningún tipo de planta transgénica.

  • Para la fermentación del vino, usamos levaduras indígenas (propias de la misma fruta).

  • Procuramos no manipular ni acidificar el mosto y reducir al mínimo el uso de azufre en la elaboración.

Cosecha de flor de diente de león

PREPARADOS

Las condiciones bajo las cuales se elaboran los preparados son tan importantes como sus partes constituyentes. La mayoría de los materiales necesitan el ciclo completo del año para poder madurar y luego ser cosechados.

Despensa biodinamica

Rudolf Steiner (1861-1925) prescribió nueve preparados diferentes para ayudar a la fertilización, que son la piedra angular de la agricultura biodinámica y describió cómo estos debían ser preparados. El uso de los preparados Biodinámicos en conjunto con la utilización del calendario astronómico Biodinámico, hacen al desarrollo de la salud y fertilidad de este organismo agrícola, manifestándose en verdaderas «fuerzas vitales» que impregnan los alimentos producidos como «portadores de vida». Este es el mayor distintivo de la producción Biológico-Dinámica.

La fertilidad del suelo y los procesos de vida pueden ser acrecentados y armonizados a través del uso de preparados especiales hechos de milenramas, diente de león, manzanilla, ortiga, corteza de roble, y valeriana a través del proceso de compostaje; así como también los preparados para pulverizar, hechos con estiércol de vaca y cuarzo finamente molido. Esto permite la propia regulación de las fuerzas actuantes en la naturaleza, y produce una calidad distintiva.

Preparados biodinamicos

En biodinámica también se considera la constelación en la que se encuentra la Luna, ya que determina en qué partes de la planta se concentra la energía.

Constelación de Tierra

Momento de las raíces y la corteza, favoreciendo las hortalizas de crecimiento subterráneo.

Constelación de aire

La energía favorece las flores y las hortalizas de flor.

Constelación agua

Toman protagonismo las hojas bajo su influencia.

Constelación fuego

Frutos y semillas se ven favorecidos.

Jardín de plantas homeopáticas para preparados biodinámicos

“Nuestra apuesta por la agricultura biodinámica está basada en mantener a nuestras fincas con un trabajo sostenible y autosuficiente, con suelos vivos y en armonía con una gran biodiversidad de flora y fauna”.

“En biodinámica estas ante un producto, que es único, no significa mejor, sino que distinto a todo lo demas”.

Gabriel Bloise

Actualmente, la agricultura biodinámica parte de los conceptos fundamentales de la agricultura orgánica y agrega un conjunto de principios que amplían sus alcances.

En base al trabajo que hemos realizado con Alan York, un pionero de la viticultura biodinámica en USA fallecido en 2014, hemos identificado 4 principios fundamentales que guían nuestra agricultura.

Franco y Wilson cosechando alfalfa

1.

Promover la biodiversidad.

La agricultura convencional esta principalmente orientada a la rentabilidad. En este esquema, el monocultivo parece una solución necesaria para obtener eficiencia. Sin embargo, la naturaleza no sigue principios industriales, sino que favorece interacciones complejas que aseguren la evolución del conjunto. Es nuestra tarea crear un ambiente biodiverso, con diferentes plantas y animales que promueva un ecosistema saludable para la proliferación de distintos cultivos provechosos para el hombre.

2.

Uso de los preparados.

Este es uno de los aspectos mas controversiales de la biodinámica, ya que prescribe practicas ancestrales de nutrición del suelo y los vegetales otorgándole explicaciones mas intuitivas que científicas. Desde nuestra perspectiva, el uso de los preparados es parte constitutiva de la practica, y existen posibles explicaciones biológicas y nutricionales a su efectividad. Nuestra actitud en este aspecto es mayormente exploratoria, ya que no consideramos que estas practicas sean contrarias a principios ecológicamente efectivos. Además, estas practicas pueden ser complementadas con otras practicas modernas altamente efectivas en el restablecimiento del suelo, como el uso del compost, te de compost, verdeos, etc.

3.

Observar interacciones a 360 grados.

La agricultura biodinámica promueve un modelo de bienestar que incluye a las plantas, las personas que producen los alimentos y las personas que los consumen. Esto requiere estar atentos a todas las interacciones, tanto de dentro del sistema agrícola, como de este con su entorno y hasta con el cosmos.

4.

Desarrollar la unidad productiva como un sistema cerrado.

Este principio nos parece fundamental para el desarrollo de una viticultura con identidad y respeto del terroir. Un sistema cerrado minimiza el input de materiales externos (fertilizantes, herbicidas, levaduras seleccionadas) y el output de residuos. De esta manera, el hombre no toma ni deshecha nada, reproduciendo el ciclo de la naturaleza. Y a la vez, asegura la preservación del carácter del lugar.

ENTORNO

SOSTENIBLE EN EL TIEMPO

DESCUBRIR MÁS